¿Existe la cuota femenina en televisión?

Por Inés Luján (@ineslujan en Twitter)

Ayer se emitió un nuevo programa de Top Chef. Para los que no veáis el programa, os pongo en situación: están en la recta final del programa y quedan siete concursantes: seis hombres y una mujer. En el reto final se enfrentaron la única mujer que queda y un hombre, siendo este expulsado. Al momento surgió una opinión bastante mayoritaria entre los espectadores: ella se queda por ser la única mujer.

Algunos de los comentarios en Twitter. Fuente: creación propia.

Algunos de los comentarios en Twitter. Fuente: creación propia.

 

¿Es cierto que existe la cuota femenina? Existe y está regulada en las grandes empresas y en partidos políticos: la ley de Igualdad de 2008 fija que debe de haber un mínimo de 40% de mujeres en estos cargos. ¿Pero qué hay de la televisión? Nada. Y menos tratándose de una cadena privada. No tienen por qué tener un mínimo de mujeres en el programa, ninguna ley les obliga a hacerlo. Otra cosa es que prefieran hacerlo para evitar polémicas al respecto, pero no está fijado por ninguna ley.

Pero, ¿qué pasaría si el  programa no tuviera ninguna mujer? Tendríamos artículos en todos los periódicos criticando lo machista que es ese espacio televisivo, la noticia correría como la pólvora y al final la cadena se vería perjudicada, por lo que pese a que no haya una ley que le obligue a tener una cuota de mujeres le interesa tenerla. ¿Y qué pasaría si fuera el caso contrario? ¿Y si el programa no tuviera ningún hombre? No pasaría nada en absoluto porque “las mujeres son las que siempre han estado en la cocina”.

Numerosos comentarios han surgido a raíz de lo ocurrido ayer en el programa, desde opiniones diversas en Twitter hasta titulares de ‘El faro de Vigo’ como el de la imagen en portada: “Top Chef no es cosa de hombres”. Lo dicho: no hay una cuota femenina en televisión pero interesa tenerla. Podría ser otra forma de discriminación positiva, pero al fin y al cabo no deja de ser otra forma de discriminación. Tener al menos a una mujer te salva de la polémica.

Este no deja de ser un ejemplo como otro cualquiera de los micromachismos que suceden a cada momento en nuestro día a día: si una mujer gana es porque no puede haber un programa solo con hombres, mientras que si un hombre gana es por que es realmente bueno. Si una mujer ocupa una posición alta en una empresa lo hace por ley, no porque se merezca el puesto. Si un partido político llega raspado al 40% de representación de mujeres que exige la ley de paridad es porque no hay mujeres para completar las listas, no porque el techo de cristal en la política sea un asunto más que visible.

Los micromachismos están dentro de nosotros y de nosotros mismos depende frenarlos o perpetuarlos. Depende de nosotros ver si en un programa de televisión gana una mujer porque es buena o porque es necesario que gane.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s