Opressed Majority: el corto que pone a los hombres en el lugar de la mujer

Por Clara Elena Martínez

Paseas por la ciudad con ese maravilloso vestido nuevo, hace calor y te sientes ligera y refrescada. Pronto, notas en tu espalda como se te van clavando algunas miradas. En la espalda y en otras partes de tu anatomía. Alguien te mira, no precisamente a los ojos, y en el aire retumba un piropo, indeseado, una oferta obscena. Pasa un corredor a tu lado, ensimismado en su ejercicio, sin camiseta, porque hace calor. No se oye ninguna lisonja subida de tono, ninguna oferta incómoda. No provoca, va cómodo. A mayor temperatura, menor necesidad de tela. Si hago ejercicio y se me pega el calor y la camiseta en la piel, prescindo de ella. Un razonamiento lógico, natural. A no ser que tengas pechos.

A todas nuestras lectoras les resultará familiar esta situación. Nuestros lectores reconocerán su habitualidad. Pues bien, Eléonore Pourriat ha decidido ir un paso más allá y ha invitado a los hombres a vivirlo en sus propias carnes en su corto Oppressed Majority.

Pourriat nos presenta un mundo hembrista, matriarcal, en donde los hombres son tratados como seres débiles y delicados centrados en asuntos domésticos,  o como objetos sexuales sujetos a piropos lascivos. Las mujeres se ocupan de traer dinero a casa, hacen alarde de sus estrógenos en las calles, y footing, frescas y ligeras sin camiseta, mientras hombres musulmanes cubren su piel para contentar a dioses y esposas.  Muestra la rutina de un hombre, un amo de casa, sujeto a todo tipo de situaciones sexistas, desde el menosprecio hasta la violación. La  contraposición con la realidad resulta casi grotesca en un principio. Nos es extraño este intercambio de roles. Sin embargo, compone un valioso ejercicio de reflexión para muchos hombres, y por supuesto también para mujeres.

El cortometraje tiene ya algunos años, pero fue hace apenas algunas semanas cuando se subió a youtube y desde entonces ha circulado por toda la red convirtiéndose en un auténtico viral. Su autora explica que buscaba con él reabrir el debate sobre el feminismo, ponerlo en la mirada pública.

“Realmente cuando hice el cortometraje, esperaba que hubiera un interés como este. En Francia, hace cinco años atrás, la gente me preguntaba si ser feminista era algo contemporáneo. Hoy en día nadie lo pregunta. Hace cinco años me sentía como un alien”, contó Pourriat a The Guardian.

Las diferentes escenas cotidianas, pequeños episodios sexistas que constituyen el día a día de la mujer, al ser presentadas en la piel del hombre, resultan muy chocantes. No debería ser más llamativo cuando se expone desde esta óptica, cuando la víctima es el hombre. Resulta triste tener que mostrarlo de esta forma para poder despertar una conciencia crítica en determinadas personas. El sexismo debería chocarnos de por sí, sin importar a qué sexo vaya dirigido. Sin embargo, no es así, y por ello se agradecen vídeos como este.

A continuación os dejamos el vídeo. Gracias, Pourriat.

Anuncios

Un pensamiento en “Opressed Majority: el corto que pone a los hombres en el lugar de la mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s