Entrevista a Carolina Moreno, investigadora, profesora y, sobre todo, mujer.

Ellas son noticia vuelve a sacar a pasear la grabadora para entrevistar esta vez a la experta en comunicación Carolina Moreno. Carolina nos habló como investigadora en comunicación, como catedrática y como mujer. Sus artículos para la Universidad de Valencia pueden consultarse aquí y su currículum aquí.

Respecto a su faceta como profesora, Carolina nos comentó pequeñas cosas que percibe en el ámbito universitario. Entre ellas, el hecho de que cuando el profesor es un hombre los alumnos muestran más señas de respeto que si es una mujer, por ejemplo, respetando los turnos de palabra y guardando silencio. “Si eres mujer te consideran más blanda” confiesa Carolina, “sin embargo, si eres un hombre parece que mereces más respeto”. Otro aspecto que resulta cuanto menos curioso es el hecho de que en el ámbito de docencia y la investigación haya un mayor número de hombres que de mujeres, cuando carreras como magisterio son mayoritariamente femeninas.

Carolina Moreno Castro

También estuvimos conversando sobre la Ley de Dependencia que implantó el gobierno socialista. “Al contrario de lo que pueda parecer, la ley era un retroceso enorme para los derechos de la mujer, ya que la mujer quedaba permanentemente ligada al cuidado de los familiares”, “yo me quedé horrorizada” dijo Carolina, pues la gente opinaba y opina que es un gran avance.

Una parte de la entrevista estuvo centrada en los aspectos teóricos de la comunicación, ya que Carolina es profesora de Teorías de la Comunicación en la Universidad de Valencia. Hablamos sobre la teoría de la disonancia cognitiva y sobre la paradoja comunicativa, así como de la espiral del silencio y el papel de los medios de comunicación.

Respecto a la disonancia cognitivaEsta teoría explica que los individuos tendemos a reducir las contrariedades. Así, el individuo trata que no hayan diferencias entre la información que recibe de su entorno. Esto, aplicado al machismo, supone que la mujer toma el mensaje negativo que está recibiendo por parte de un padre, un novio, un hermano,… o incluso de mujeres que también son machistas y lo reconfigura, llegando a aceptarlo como algo normal o incluso convirtiéndose a este tipo de ideología.

Respecto a la paradoja comunicativa y la no actuación de las mujeres maltratadas… Esto significa que perciben el mensaje que se les envía (una bofetada, insultos,…) como algo positivo –o en este caso no como algo negativo-, ya que viene de parte de su pareja, quién según su educación es la persona a la que debes amar y respetar. Cuántas veces hemos oído la –por desgracia- típica frase de “mi marido me pega porque me quiere” o “en el fondo me lo merecía”. Incluso hay mujeres que publican libros como “Cásate y se sumisa”. Estas mujeres tienen una especie de lavado de cerebro que se hicieron ellas mismas cuando intentaban comprender por qué una persona que te quiere te hace daño. Y esta situación de paradoja estará presente hasta que el vínculo entre emisor (maltratador) y receptor (maltratada) se rompa. Y solo se puede romper cuando la víctima se da cuenta de que lo que realmente está pasando es perjudicial para ella.

Respecto al papel de los medios, seremos breves. Sabemos (o deberíamos saber) que los medios influyen en la sociedad. Que no es lo mismo ver las noticias en una cadena u otra o leer un periódico o escuchar una emisora de radio. Cada medio nos cuenta una parte de la realidad de una forma determinada.  La publicidad también es un reflejo de lo real. A medida que las sociedades han avanzado hacia un modelo más igualitario han ido desapareciendo los anuncios machistas (como los que publicaba nuestra compañera Yolanda Marín aquí) y sustituyéndose por anuncios más “light”. Sin embargo, salvo excepciones en los que el hombre aparece como un objeto de deseo, ¿cuántos anuncios de limpieza hemos visto que no estén protagonizados por un ama de casa?. Cuando se descubre que los medios influencian en la sociedad, se comienza a tener tacto con los contenidos que se emiten en ellos: los anuncios en los que incluso salían hombres abofeteando a sus esposas quedan atrás. Hoy en día, la publicidad está muy controlada y ya no se permiten cosas de este tipo. Un buen ejemplo de la influencia de los medios, -y no solo hablamos de las noticias, sino de productos culturales- es la época en la que en Sudamérica se veían series estadounidenses en las que las mujeres actuaban con mayor libertad, el marido no las sometía,…y entonces comenzaron a reflexionar y a preguntarse ¿por qué estoy yo así y ellas tienen tanta libertad?

Ama de casa. Fuente: www.telemundo51.com

“El peor machismo es el que sufrimos a diario”  es la cita que resume a la perfección el tiempo que pasamos con ella. Carolina nos comentó que como investigadora y docente muchas veces se le ha menospreciado y ha visto cómo se menospreciaba a otras compañeras por el simple hecho de ser mujeres.  Sin embargo hay otros aspectos del machismo que hay que tratar, esos que tenemos interiorizados desde niños. Para la investigadora, desde la educación deberíamos borrar esos resquicios de machismo que ni siquiera percibimos, como por ejemplo, cuando el maquillaje de una presentadora o su tono de voz nos eclipsa sobre lo que está diciendo. Dar más importancia a la vestimenta, peinado o aspecto físico de una mujer que a su discurso, por mucho que sea algo que hagamos de manera involuntaria, también es machismo. Y ese es, según Carolina, otro gran problema en el tema que abordamos: que las mujeres perpetuemos la “tradición” machista y patriarcal. Pues, no nos equivoquemos, debemos cambiar nosotras primero para poder cambiar a los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s