Entrevista a Bárbara Aranda, Abogada del Estado

La situación de desigualdad de la mujer es un tema muy latente en nuestra sociedad, ya sea en el ámbito laboral o el social. Los casos de violencia machista son, desgraciadamente, muy habituales, abarcando desde lesiones producidas por agresiones físicas a violaciones y asesinatos, como en el caso de la joven asesinada ayer en El Cabanyal (Valencia) a manos de su ex pareja.

Por eso, Ellas Son Noticia da un paso más y entrevista a Bárbara Aranda, Abogado del Estado en Valencia. Aprovechando su trayectoria profesional, en la entrevista hemos abordado temas como la situación laboral de la mujer en el ámbito jurídico, el tratamiento penal en casos de asesinato por violencia machista y las medidas adoptadas para proteger a las víctimas.

Cargo del entrevistado

Bárbara Aranda, Abogada del Estado. Fuente: cortesía de la entrevistada

Bárbara Aranda, Abogada del Estado. Fuente: cortesía de la entrevistada

Bárbara Aranda es funcionaria de carrera perteneciente al Cuerpo de Letrados del Consell Jurídic Consultiu en excedencia y Funcionaria de carrera en activo perteneciente al Cuerpo de Abogados del Estado. El 1 de octubre de 2005 ejerció de Letrada del Consell Jurídic Consultiu, hasta que el 19 de diciembre se le concedió un nuevo puesto en el sector público debido a una excedencia forzosa. En 2005 ejerció como Abogada del Estado en Alicante, hasta que en 2007 pasó a ser Abogado del Estado-Jefe en Castellón. En 2011 tomó posesión del cargo de Abogado del Estado en Valencia, puesto que sigue ejerciendo en la actualidad.

Bárbara es, además, Profesora Asociada en el departamento de Derecho Administrativo y Procesal de la Universidad de Valencia desde el año 2008 hasta la actualidad. También es integrante del Proyecto de Investigación y Desarrollo “Pluralismo y contenidos en la nueva regulación española de los mercados audiovisuales”, coordinado por el Prof. Dr. Andrés Boix Palop.

Entrevista

Pregunta- ¿Cuál es la situación laboral de la mujer en el ámbito jurídico?

Respuesta- El Estado es como la aldea gala que resiste al invasor. En la promoción de 2005 sacamos la oposición veinte 11personas, seis chicas y catorce chicos, y de esto no hace tanto. Hasta el año 2008 creo recordar que no hubo una promoción de chicos y chicas que fuera igual, a pesar de que suelen presentarse en general más chicas que chicos a las oposiciones. Por lo tanto, no puedo decir exactamente que haya machismo en la profesión de Abogada del Estado, pero sí que es verdad que hay muy pocas mujeres que hayan accedido a la oposición. Cuando se montó el Tribunal de Oposiciones se pedía como requisito que el presidente de dicho tribunal tuviera quince años de ejercicio profesional como abogado del Estado; creo que solo dos mujeres cumplían ese requisito, y una de ellas ya había fallecido. Por tanto, ésta es una oposición tradicionalmente de hombres, quizás porque el tipo de trabajo es más activo, porque está muy proyectado para irse a la excedencia y parece que sea más incompatible con la actividad familiar.

2Sin embargo, en la actualidad yo solo tengo un compañero que sea chico en Valencia, con lo cual las cosas están cambiando. En el mundo jurídico predomina la mujer siempre: jueces, magistrados, fiscales,… hay muchas más mujeres que hombres, por lo que es muy difícil percibir machismo. El machismo supone una denigración profesional por tu propia actividad familiar, y esto es difícil que se pueda apreciar en el mundo jurídico cuando la juez tiene que conciliar la misma actividad laboral que familiar. Aun así, las chicas sí que estamos tratadas de una forma determinada. Recuerdo que cuando llegué a Alicante vino un compañero y lo primero que dijo es “mira qué chica más guapa, vamos a ir a presentarla por ahí”. Hombre, era guapa, pero sobre todo Abogada del Estado. Entonces esa visión sí que existe: se mira cómo eres físicamente, si eres muy dura o agresiva en determinados temas, etc.

P.- Entonces ¿a los hombres no se les tiene en cuenta el físico o cómo van vestidos?

R.- No, porque los hombres del mundo jurídico van uniformados con traje de chaqueta.

P.- ¿Por qué los las mujeres no llevan uniforme y los hombres sí?

R.- No es que lleven uniforme en sí, sino que siempre van en traje de chaqueta. En cambio yo rara vez llevo traje de chaqueta. Llevan traje porque es una especie de convención social. Si vas a Madrid además del traje llevan gemelos.

P.- Volviendo a la trayectoria profesional ¿Te has enfrentado a algún caso de violencia machista?

R.- Sí. La Abogacía del Estado tiene que personarse obligatoriamente en todos los supuestos de homicidio o asesinato, lo que parece “gratuito”. Gratuito porque teóricamente ya interviene el Ministerio Fiscal, por lo que no tiene mucho sentido y parece un dispendio en recursos públicos. Y esa es un poco la sensación que yo tenía siempre hasta que llegué a Castellón e intervenimos en el caso de Rocío. Rocío fue asesinada por su pareja en Valencia, un chico con el que se había casado en secreto para facilitarle la adquisición de la nacionalidad. Éste no era el típico caso de violencia de género relacionado con otros círculos sociales. No, este era un supuesto totalmente normal. Los padres se involucraron mucho, fundamentalmente porque el asesino había instado la solicitud de adquirir la nacionalidad española. Entonces quienes estábamos personados en ese juicio fuimos llamados por la abogacía para ver si lo podíamos parar. Y así fue: se pudo hablar con el ministerio, se comunicó la causa que había y se paralizó. Entonces sí que sentimos que hicimos algo, nos involucramos mucho y la verdad es que es el caso que quizá más he vivido. Suelen ser casos muy desagradables, ya que 3son los fiscales quienes están acostumbrados a llevar Derecho Penal y tratan casos de homicidios, lesiones,… En cambio el abogado del Estado es un abogado “fino”: defiende al Estado en pleitos normalmente económicos. De hecho, mi intervención en penal es por delito fiscal, con lo cual a mí me sigue removiendo un poco la tripa ver autopsias, fotos de estos casos,… entonces son pleitos duros, de los que cuando los coges por la tarde para mirarte la causa acabas llorando. Esa es la relación que más he tenido con la violencia de género.

P.- Pero si tu experiencia profesional estaba más relacionada a casos económicos ¿por qué te tocó a ti ese caso?

R.- Todos los abogados del Estado son letrados del Estado. El Estado compra, vende, pone impuestos, expropia,… o en su caso persigue a la gente que defrauda impuestos con el delito fiscal. Pero la Ley de Violencia de Género estableció una legitimación extraordinaria para defender a las víctimas y determinó que todos los letrados de las administraciones públicas se personaran obligatoriamente en todos aquellos asuntos de violencia machista que dieran como resultado homicidio o asesinato. Por tanto, la ley exige que haya un abogado del Estado en esos pleitos, porque se considera que la Administración General del Estado tiene un interés público en defenderlo. Si fuera el interés que tienen todos los ciudadanos en la persecución de los delitos se encargaría el Ministerio Fiscal. En los casos de violencia de género suele haber sobre todo lesiones, situación en la que yo no intervengo. Pero afortunadamente no hay tantos asesinatos. ¿Cuántos asesinatos puede haber en Valencia al año? Cinco o seis, y juicios de esos cinco o seis a lo mejor hay uno cada año. Entonces yo no estoy acostumbrada a llevar ese tipo de juicios. Yo hago uno o dos juicios de delito fiscal cada mes, y todos los días estoy contestando demandas de juicios contenciosos . A eso estoy acostumbrada; a juicios de violencia de género, no. Por eso son delitos que a nosotros nos remueven más.

P.- Entonces si los Abogados del Estado se ocupan de homicidios o asesinato, ¿Quién se encarga de una violación o de lesiones?

R.- De eso se encarga el Ministerio Fiscal. La misión especial del Ministerio Fiscal es, según el artículo 124 de la Constitución, garantizar los derechos fundamentales y libertades públicas, velar por el principio de legalidad y defender a los ciudadanos. Y eso supone la persecución de los delitos como la violación o las lesiones.

P.- ¿Con qué medidas de protección cuentan actualmente las mujeres cuando se enfrentan a un juicio machista? Por ejemplo hemos oído que cuando una mujer denuncia un caso de violencia machista no hace falta que presente pruebas, sino que se presupone que dice la verdad.

R.- La legislación lo que articula es un tipo de juicio en el que se invierte la carga de la prueba. En penal esto es peligroso, pero en este caso se establece, de forma que no es necesario ratificar la denuncia. Ni siquiera es un delito perseguible a instancia de parte sino que se persigue de oficio, es decir, no hace falta ratificar la denuncia por parte del demandante. Dentro de la protección previa, antes de dictar sentencia tienes órdenes de alejamiento, medidas cautelares y otras medidas para poder adoptar la posibilidad de no testificar delante del agresor. Pero en todo caso para condenar a una persona en la cárcel es necesario tener pruebas. La legislación lo que favorece es la posibilidad de denunciar, 5pero nunca va a favorecer la posibilidad de condenar sin pruebas, porque eso es injusto. Te va a articular un proceso de forma que tengas más facilidades para acceder al proceso y que no requieras denunciar dos veces, pero tienes que demostrar las cosas.

P.- ¿Dirías que esas medidas son suficientes para proteger a las mujeres hoy en día?

R.- El problema de la violencia de género, por lo que he visto y escuchado, es que, desgraciadamente, el asesinato de 6una mujer es impredecible e inevitable; nunca sabes cuándo se va a producir y por eso es difícil evitarlo. Hay un punto que no es controlable, al igual que no son controlables los riesgos generales. Que a un hombre se le cruce un cable y mate a una mujer, cuando tal vez no existía una tendencia previa de violencia y que en cambio en una relación de cuarenta años de maltrato el asesinato no se lleve a cabo, es un punto que no sabe ni el legislador, ni el psicólogo, ni nadie.

P.- Pero no solo en caso de asesinatos, sino en casos de lesiones. ¿Hay suficientes medidas?

R.- Yo creo que medidas judiciales sí. Pero faltan medidas sociales. Medidas de apoyo, que favorezcan la reinserción 7laboral, la reinserción social, la formación, la educación igualitaria,… Si se llega al proceso judicial es porque antes han fallado todos los cauces educativos previos. Por tanto, las actuaciones jurídicas no van a garantizar que no haya más delitos; lo que garantiza que no haya más delitos es una mayor educación.

P.- ¿Y en este sentido consideras que con la actual crisis se ha retrocedido a causa de los recortes en garantizar este tipo de medidas de igualdad, reinserción,…?

R.- Por supuesto. Los recortes económicos afectan a todos los sectores, incluido éste.

Nota: La familia de Rocío López Agrenado fundó en 2009 AFAVIR, una asociación sin ánimo de lucro para promover la ayuda, el apoyo y la atención necesarias a las víctimas de violencia machista.

Otros enlaces de interés:

RTVE

Salamanca24horas

elcorreo.tv

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s